Soñamos un mundo donde las personas de cualquier país tengan las mismas oportunidades, y para ello es fundamental la Cooperación Internacional.

  • Desarrollamos proyectos en países empobrecidos para mejorar el acceso al derecho a la educación y la formación de calidad, así como acciones que mejoren las capacidades y oportunidades de las personas y los pueblos.
  • Creemos que la desigualdad mundial que vivimos no es natural, pero tampoco inevitable, responde a un modelo de relaciones sociales, económicas, comerciales y culturales que ha sido impuesto por una minoría que acapara los recursos y los beneficios generados por el propio modelo.
  • Cuidamos especialmente que las personas estén siempre en el centro de todas nuestras acciones, favoreciendo el respeto, la protección y promoción de sus derechos fundamentales.
  • Optamos por acciones sostenibles a largo plazo, que favorezcan el desarrollo de las generaciones presentas y futuras.
  • Para producir verdaderos cambios en las estructuras políticas, sociales y económicas injustas, apoyamos a las organizaciones locales, pues son estas y las propias personas beneficiarias quienes tienen la capacidad de transformar su realidad.
  • Trabajamos interrelacionados y coordinados también con otras Organizaciones salesianas, a través de programas de desarrollo a largo plazo, que se materializan en proyectos y acciones concretas.

Una campaña de :